No te censures

Escucha tu voz interior. Dale valor a lo que piensas. Escribe tus ideas. Lo que tienes que decir es importante. Permitete compartirlo con otres. No te quedes paralizade, sigue tus instintos. Esto no tiene que ver con impulsividad. Sino con permanecer conciente de tu poder y dirigirlo hacia donde quieres. No te censures, no olvides tu voz interior que te guía.